A simple vista, el concepto de huerto ecológico puede parecer algo difícil de definir; al principio, puede parecernos un poco ambigüo, con muchas acepciones, pero realmente, si analizamos correctamente para qué se realizan, nos será muy fácil llegar a una definición que los caracterice de manera correcta y completa.

Por eso, antes que nada, vamos a plantearnos la siguiente cuestión: ¿Cuáles son las finalidades del huerto ecológico?

Normalmente, cuando vamos al mercado y escuchamos que unos ciertos alimentos (verduras, hortalizas, frutas, etc.) se han obtenido de manera ecológica en un huerto, pensamos que esos alimentos son más saludables que otros y, como consecuencia, asociamos la finalidad principal del huerto ecológico con la de producir alimentos de esas características, olvidando quizás la más importante. Obviamente, esta debe ser una de las finalidades de muchos sectores relacionados con el comercio, los cuales buscan, ante todo, la venta de sus productos en un mercado en el que la competencia cada vez está más presente debido a la situación económica por la que nuestro país atraviesa en estos momentos, pero no es la finalidad principal del huerto ecológico, al menos desde nuestro punto de vista.

Para nosotros, el ecohuerto tiene una una finalidad mucho más importante y, sobre todo, más ambiental; para este humilde grupo de futuros maestros, el ecohuerto tiene como objetivo la preservación de nuestro medio ambiente, el cual, aunque a veces no lo sea para muchos, es en su conjunto el bien más preciado para el ser humano.

Antiguamente, en la época más primitiva, el hombre se preocupaba por cuidar su medio, el cual, era el que le proporcionaba el sustento para poder sobrevivir. Con el paso de los años, y de los siglos, el hombre se fue despreocupando progresivamente de cuidar su entorno, pues fueron apareciendo modos de vida que requerían una transformación cada vez más agresiva del mismo. Todo ello, hasta llegar a la situación actual en la que la preservación del medio ambiente vuelve a estar de moda para intentar arreglar todo el mal medioambiental causado durante muchísimos años por el hombre. Hoy en día, por ejemplo, nos preocupa la escasa fertilidad de muchas tierras y el agotamiento del agua, entre otros muchos problemas ambientales y es por ello por lo que actualmente, el huerto ecológico está en boca de todos.

En definitiva, podría decirse que un huerto ecológico es un cultivo que realiza el hombre, en este contexto de preocupación ambiental, para aprovechar al máximo todos los recursos del medio y crear así, el menor impacto medioambiental posible.

¡Comparte!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someoneShare on LinkedInPrint this pagePin on Pinterest

educalibre