ZONA VEGETAL

¿Por qué debemos masticar las semillas de las frutas?

¿Por qué debemos masticar las semillas de las frutas?
5 (100%) 1 vote[s]

¿Por qué debemos masticar las semillas de las frutas?

Hoy en bajandoalatierra os voy a hablar de algo que parece una tontería pero no lo es, os voy a hablar sobre masticar las semillas de las frutas y que beneficios y nutrientes aportamos a nuestro organismo de forma sencilla.

masticar las semillas

Las semillas son el germen de la vida para la creación de una nueva planta, ahí va todo el código genético contraído en un zip y todo lo que necesita para germinar y protegerse, algunos nutrientes que tienen las semillas los perderán al hacerse planta. Otra forma muy buena de comer semillas es haciéndolas brotar y comerla mientras aún mantiene la semilla, antes de que muestre los cotilodones (las dos primeras hojas).

Me voy a centrar en los beneficios de algunas semillas e intentaré hacer una segunda parte más adelante. También, y esto lo voy a aprender para escribir este artículo, vamos a ver cual es el proceso que ocurre en una semilla para explotar a la vida, es pura magia y me parece muy interesante.

¿Qué semillas masticar?

Masticar las semillas de manzana, uva, damasco o almendra que contienen una leve cantidad de cianuro, pero no es cianuro puro es sí, sino que es una molécula que contiene cianuro mas un azúcar, no es conveniente excederse, pero resulta, y fíjense que curioso, que las células cancerígenas se alimentan fermentando azucares, que cuando se encuentran una de estas moléculas y van a fermentarla se encuentran con un tóxico que las elimina.

En la papaya también encontramos una gran fuente de beneficios y masticar las semillas de este fruto es algo que debemos hacer para proteger los riñones, depurar el hígado, limpiar los intestinos resaltando su actividad frente a los parásitos, mejoran el sistema digestivo combatiendo entre otras cosas la Salmonella y el estafilococos y también tienen la capacidad para absorber el exceso de grasas y azúcares para ser eliminados como desechos.

Masticar las semillas de granada no solo sacándole el jugo a cada semilla, sino triturando  la parte mas dura de su interior, no solo aportará todos los beneficios de la granada sino que contiene una gran cantidad de fibra que nos ayudará a hacer deposiciones sin problemas, eso sí, un vasito de agua cerca.

La sandía es otra fruta de la cual podemos aprovecharnos al masticar las semillas, ya que nos estaremos beneficiando de sus propiedades para mantener las uñas, el cabello y la piel brillante. Contienen zinc, fibra y hierro y es una excelente fuente del ácido oleico y linóleo saludable.

Al masticar las semillas del limón se desprende una sustancia muy conocida, “el ácido salicílico” que contienen las aspirinas, útil para mitigar el dolor sin efectos secundarios. ¿Cuántas semillas de limón equivalen a una aspirina? Sinceramente no lo sé, si conocen esta información me encantaría que la dejaran en un comentario en este mismo artículo.

Las semillas de mora son ricas en ácidos grasos omega 3 y omega 6, masticar las semillas va a mejorar nuestra función cardíaca.

¿Por qué germina una semilla?

Y referente a que mueve a una semilla a germinar o no según mis lecturas he descubierto que:

  • Las semillas maduran en el interior del fruto
  • Se quedan después aletargadas debido a:
    • Inhibidores quimicos de la semilla
    • La carencia de sustancia estimulantes necesarias.
    • La resistencia de la cascara de la semilla a la entrada de agua y oxígeno.
  • .El letargo se rompe tras:
    • Un largo periodo de frío.
    • Humedad en presencia de oxígeno.
    • Exposición prolongada a tiempo primaveral.
    • Calor intenso (incluso fuego)
    • Digestión de aves o mamíferos.
    • Absorción física.
    • Ataque por hongos.

Todos estos requerimientos aseguran que la semilla sobreviva a través de varios periodos en condiciones bajo las cuales no podría crecer la plántula y aseguran que no germine hasta que halla buenas condiciones para el crecimiento.

Cuando ocurren las condiciones requeridas para romper el letargo, el embrión empieza a producir las giberelinas y las citocininas necesarias para contrarrestar la acción de los inhibidores del crecimiento e iniciar este proceso. En esta etapa, si sé le agrega agua, la semilla germinará.

Si os ha gustado este artículo no olvidéis dejarme vuestro comentarios, más adelante haré otro con más información sobre los beneficios de masticar las semillas de las frutas. Podéis estar actualizados de los últimos artículos de este blog en el Twitter.

Un saludo y nos vemos en el siguiente artículo informativo.

 

 

 

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker
A %d blogueros les gusta esto: