El poder secreto de los hongos

El poder secreto de los hongos
Tu voto es muy importante para nosotros

Después de un largo proceso de evolución, se originaron los organismos menos complejos. De estos evolucionaron, los organismos procariotas actuales y, los organismos eucariotas primitivos. A su vez los organismos eucariotas primitivos evolucionaron y dieron origen a los protistas y a los hongos actuales, entre otros organismos. Los hongos se originaron a partir de esporas, que son células especializadas que tienen la misma función que las semillas en las plantas. Cuando las esporas encontraron las condiciones adecuadas de humedad, temperatura y luz entre otras, germinaron y se produjeron las hifas.

Misteriosos y codiciados

Muchos hongos comestibles tienen propiedades curativas. Recientemente se halló que uno de los tipos puede vencer al Virus del Papiloma Humano (VPH) y hay otros hallazgos científicos importantes sobre el tema.

Champiñones de París

Estos hongos de característico color blanco, grisáceo o rosado, tienen el 90% de agua, por lo que son muy recomendables en las dietas. Además, aportan pocos hidratos de carbono y son bajos en grasa, pero muy ricos en minerales como fósforo, potasio y sobre todo, en selenio, un gran antioxidante.

Son anticancerígenos

Investigadores de la Universidad estatal de Pensilvania descubrieron en 2009 que el hongo de París (Agaricus Bisporus) es la mejor fuente del antioxidante llamado ergotioneina, que protege contra el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

Shiitake: nutre y cura

Antes se cultivaban sólo en los troncos naturales de los robles en Japón, aunque ahora están disponibles también en EU. Son hongos grandes, de color negro y café y tienen un fuerte sabor a tierra. Contienen proteínas, grasas, carbohidratos, fibra soluble, vitaminas (A, B, B12, C, D) y varios minerales.

Contra el VPH

Un estudio de 2013 de la Universidad de Texas halló que un compuesto que se extrae de los hongos como el Shiitake (Lentinula Edodes), tendría gran potencial para eliminar las infecciones del Virus del Papiloma Humano (VPH) y podría tener un papel clave en la prevención de los cánceres relacionados a éste.

Pruebas obtenidas

Los resultados mostraron que la infección del VPH fue erradicada al administrar 1 vez al día durante 90 días, un suplemento con hongo Shiitake. El efecto duró aún 30 días después del tratamiento. Se está profundizando el resultado del estudio en el Centro de la Mujer de la Universidad de Texas.

Combate el cáncer

Tanto los estudios con humanos, con animales y de laboratorio, han arrojado resultados positivos en pacientes con cáncer que utilizaron lentinan, un compuesto que se obtiene del Shiitake, como tratamiento adicional a las drogas en la quimioterapia. Fuente: Natural Standard.

Cura varios males

El Shiitake se ha administrado por vía oral para reforzar el sistema inmunológico, disminuir el colesterol y prevenir el envejecimiento. Según estudios preliminares, podría modular la función inmunológica y reducir la tasa de recurrencia en verrugas genitales, aunque se requieren de pruebas adicionales.

Psilocibios: contra la depresión

Podría ser útil para tratar la depresión, con efectos semejantes a los de los antidepresivos, hallaron dos estudios realizados por investigadores del Colegio Imperial de Londres en 2012. Hay más de 200 hongos de este tipo.

Reishi: para el alma

Crece de manera silvestre en los troncos en descomposición y restos de árboles. La realeza utilizaba este hongo con la esperanza de obtener la inmortalidad, y como un promotor de calma y reflexión. La medicina china lo utiliza como tratamiento contra la fatiga, el asma, el insomnio y la tos.

Protege el hígado y el corazón

El Reishi ha sido usado en la medicina tradicional china desde hace 4,000 años para curar trastornos del hígado, bajar la presión arterial y el colesterol y aliviar la artritis. Existe información disponible de estudios que indican que puede tener efectos positivos en pacientes con cáncer y enfermedades del hígado. (Natural Standard).

Anticancerígeno y antidiabético

El Reishi posee propiedades antitumorales, es un estimulador del sistema inmunológico, es antiviral, reduce el colesterol y ayuda a contrarrestar la fatiga. También se demostró que inhibe el crecimiento de células leucémicas, y es útil en el tratamiento del Alzheimer y la diabetes.

Alarga la vida

El hongo Reishi actualmente está regulado en EE.UU., donde se le considera un suplemento alimenticio. Algunos expertos sostienen que promueve la longevidad, mantiene la vitalidad del cuerpo humano y mejora las funciones del sistema respiratorio. Se cree también que tiene efectos antioxidantes.