Cómo sembrar patatas en 6 pasos

Cómo sembrar patatas en 6 pasos
Tu voto es muy importante para nosotros

El proceso de sembrar patatas nos resultará bien sencillo si seguimos los consejos que seguidamente os proponemos. La siembra de patatas nos proporcionará unos resultados magníficos, ya que cada planta produce un gran número de tubérculos y resulta muy fácil de cultivar. La patata es una planta que proviene de Sur-América donde se cultiva desde hace siglos y sus frutos, llamados tubérculos (raíces engrosadas), son ricos en almidón. Se cultivan en climas temperados y en suelos fértiles con mucha materia orgánica y requieren riegos frecuentes y abundantes. En este artículo te explicamos de forma fácil cómo sembrar patatas.

 

Necesitas:

Patatas para sembrar.
Macetas de 60 centímetros de altura o un cualquier suelo fértil.
Tierra vegetal mezclada con estiércol, un poco de arena y agua.

 

1. Disponer las patatas que queramos sembrar en una bandeja en un lugar fresco y con luz natural, 6 semanas antes de plantarlas. Es importante que hayamos pasado el período de heladas para decidirnos a sembrar las patatas; te recomendamos consultar nuestro artículo sobre cuándo plantar patatas.

2. En las patatas, aparecerán brotes que serán las futuras plantas. En cada patata nos aparecerán numerosos brotes, para obtener muchas patatas de pequeño tamaño, dejaremos 5 brotes por patata y eliminaremos el resto, arrancándolos. Si por el contrario, queremos obtener patatas de mayor tamaño, dejaremos 3 brotes (cuanto más separados mejor) por patata.

3. La planta de patata requiere de suelos fértiles, bien drenados y ricos en materia orgánica con una profundidad de unos 60 centímetros. Por lo tanto, si vamos a sembrar patatas en macetas, estas también deberán tener 60 cm de altura como mínimo.

4. Deberemos realizar agujeros distanciados 40 centímetros entre sí e introducir en ellos las patatas con los brotes que hemos dejado hacia arriba. Las patatas deberán formar una hilera. Si queremos plantar diferentes hileras, separaremos nuestras hileras 70 centímetros, que es la distancia correcta para que las plantas se desarrollen en perfecto estado.

5. Dejaremos pasar el verano regando las plantas asiduamente y a principios de otoño, nuestra cosecha estará lista. Dos semanas antes de la recolección, cortaremos las plantas justo por encima de la raíz dejándolas encima del suelo.

6. Pasadas dos semanas desde eliminar las plantas, podemos remover la tierra y aparecerán nuestras propias patatas listas para el consumo.

 

Consejos:

Para sembrar patatas en climas fríos, deberemos esperar a que las heladas ya se hayan retirado, una helada suave no matará a nuestras plantas, pero las hará sufrir mucho. Durante el cultivo, nos pueden aparecer diferentes plagas que trataremos con los remedios adecuados como insecticidas, fungicidas, etc. Para recolectar patatas de pequeño tamaño, lo haremos justo después de que las flores de nuestras plantas se abran.