• Mié. Dic 8th, 2021

Cómo premiar el buen comportamiento infantil

Poradmin

Abr 9, 2021
premiar buen comportamiento

El tira y afloja que tienen los padres con sus hijos para que respeten las normas se extiende a la gran mayoría de hogares, este problema subyace probablemente en premios que se le han dado de forma incorrecta desde la más temprana edad, debido claro, a que cuando los niños son muy pequeños somos incapaces de corregir sus comportamientos porque todo “nos parece perfecto”.

Dado a que los errores cometidos con anterioridad ya no pueden borrarse, y los patrones de conducta incorrectos están grabados en los niños (cosa que también repercute en nuestro comportamiento), tan solo nos queda estructurar una nueva base sólida de comportamientos adecuados que deberán premiarse para que los infantes “entiendan” que es así como deben comportarse, debiendo mantenerse el comportamiento correcto una vez se retiren o reduzcan los premios.

Las chucherías no son la forma más idónea de premiar a un niño de manera continuada, mucho menos permitir que el infante acuda al kiosko para comprar por rutina su bolsa de caramelos, por eso la mejor forma es que tu mismo compres las chuches online o en un lugar donde dispensen formatos grandes, así podrás dosificar la cantidad exacta de gominolas sin arriesgarte a que el pequeño compre demasiadas chuches y coma más de la cuenta.

Premiar no es chantajear

Es fácil y cómodo para los padres observar como sus hijos recogen su habitación, ponen un fregaplatos o limpian el suelo para recibir su premio (aunque no se les diga que se les va a dar un premio, si han asociado la acción esperarán el premio tras realizar el trabajo). Esto puede hacer que el adulto tienda a amenazar (chantajear) para que el niño desempeñe sus tareas ejerciendo presión sobre que conseguirá o perderá si no lo hace, no caigamos en este fallo, si no el niño aprenderá también este patrón de comportamiento.

El premio no debe ser una costumbre

Esto es un caso real con el cual a día de hoy aún tengo que lidiar, y es que, porque mis hijos suban al coche, se pongan su cinturón y no la lien parda durante el trayecto acostumbramos a darles una “sorpresita” (chocolatina, plastilina, etc). El problema de realizar esta acción a diario ha conllevado que los niños estén solicitando su sorpresita desde antes de montarse al coche, llegando a ponerse un poco nerviosos si no se les da o se le da en otro momento.

El sistema de puntos

Ciertamente el sistema de puntos, rojos/verdes, positivos/negativos, soles/nubes (lo que se os ocurra), es una opción bastante efectiva para la modificación de comportamientos que consideremos incorrectos.

¿Cómo funciona?

En primer lugar se debe estructurar una ficha diaria o semanal con casillas para marcar los puntos. En otra ficha (plastificada y a la vista del niño) colocaremos los comportamientos que suman puntos y que restan puntos. Para lograr obtener su premio el niño debe obtener un mayor número de puntos positivos frente a los negativos, esta escala puede ir variando a medida que evoluciona el niño, obteniendo mejores premios pero permitiéndose un menor número de puntos negativos. Esto llevará de forma natural a una autoredirección en el comportamiento por parte del niño, no se debe caer en la tesitura de quitar puntos negativos para que el niño obtenga la sorpresa, si no, lo solicitará cada vez que su comportamiento sea incorrecto. El premio deberá dársele al niño al día siguiente o al finalizar la jornada (según vean conveniente).

Por lo tanto, hemos aprendido a detectar comportamientos incorrectos en el niño provocados por supuesto por una mala gestión del adulto. Hemos aprendido que no se debe chantajear a los niños para que modifiquen su comportamiento. Hemos aprendido que no debemos premiar de forma crónica un comportamiento porque puede conllevar la exigencia. Hemos aprendido que una tabla de comportamientos servirá para que el niño se proponga objetivos (elegidos por los padres) y los logre, siendo un aliciente para el niño la obtención del premio, pero teniendo que currarselo a lo largo del todo el día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *