Cómo hacer jabones artesanos

Cómo hacer jabones artesanos
Tu voto es muy importante para nosotros

¿Quieres hacer jabón casero y no sabes qué necesitas? ¡Es muy sencillo! Existen distintas formas de hacerlo, pero todas muy sencillas y que te ayudarán a ahorrar un dinero. Además, podrás elegir la fragancia que más te guste e incluso el color. A la vez, es una actividad ideal para que colaboren los niños y se mantengan entretenidos en casa. En este artículo te explicamos cómo hacer jabones artesanos.

importante jabon

Jabón de aloe vera
El aloe vera es una planta excelente para el cuidado de la piel puesto que ayuda a regenerar los tejidos de la dermis y a mantenerla siempre sana e hidratada. En este artículo de unComo, concretamente, vamos a saber cómo hacer jabón de aloe vera, el cual es ideal para el tratamiento de pieles irritadas, agrietadas, con manchas, acné, psoriasis, etc. Una receta muy sencilla que puedes elaborar en casa, no dudes en aprovecharte de los múltiples beneficios de este jabón natural.

Material necesario

  • Para hacer un 1 kg de jabón de aloe vera se necesita:
  • 110 gr pulpa de aloe vera
  • 110 ml de sosa cáustica
  • 750 ml de aceite de oliva
  • 250 ml de agua
  • Aceite esencial (opcional)

Instrucciones

  1. Para hacer este jabón casero, necesitamos además de aloe vera, aceite de oliva virgen, agua, sosa cáustica y un aceite esencial si queremos aportarle un aroma específico.
  2. Primero, hierve el agua y luego viértela en un recipiente de plástico.
  3. Añade la sosa cáustica en el recipiente, remueve la mezcla y déjala enfriar una hora, aproximadamente. Es preferible realizar este paso en un espacio abierto o con buena ventilación y usar guantes.
  4. Mientras la mezcla se enfría, puedes cortar el aloe vera para retirar la pulpa con la ayuda de un cuchillo y una cuchara. Bate los trozos de aloe vera y templa el aceite de oliva en el microondas.
  5. Cuando la mezcla se haya enfriado será el momento de añadir poco a poco el aceite de oliva. No dejes de remover la mezcla siempre en la misma dirección hasta que notes que se espesa.
  6. Ahora añade el aloe vera bien batido a la mezcla que has preparado en el recipiente y remueve todos los ingredientes. Cuando esté casi cuajado puedes incorporar, si te agrada, un poco de aceite esencial, ya sea de lavanda, rosas, etc.
  7. Por último, cuando obtengas una mezcla uniforme únicamente debes volcarla en un recipiente que sea amplio y de poca altura. Al día siguiente, se habrá creado una masa más compacta y puedes aprovechar para cortar los trozos de jabón de aloe vera. Luego, debes dejar que repose de 15 a 30 días, este será tiempo suficiente para que se endurezca y podamos empezar a utilizarlo.
Jabón de glicerina
Otra opción para elaborar jabones artesanos es a partir de glicerina, a la que podremos añadirle el color que más nos guste y el aroma que elijamos. Asimismo, podremos usar moldes con distintas formas para conseguir pequeños jabones con divertidos diseños. Para ello, deberás seguir las instrucciones. Los más pequeños de la casa también podrán participar y ayudar a hacer esta sencilla y entretenida forma de hacer jabón en casa. Podremos elegir la esencia que más nos guste para aromatizar el jabón artesano, que también nos podrá servir como perfumar cajones y armarios. A continuación explicaremos como hacer jabón de glicerina.

Material necesario


  • Pastilla de glicerina o glicerina líquida
  • Recipiente
  • Moldes de silicona
  • Aceite esencial
  • Colorante (opcional)
  • Utensilio para remover

Instrucciones

  1. El primer paso para hacer jabón de glicerina será derretir la glicerina; para ello, corta la pastilla grande en pequeños trozos y colócala en un recipiente.
  2. Puedes optar por deshacer la pastilla de glicerina en el microondas o hacerlo al baño maría, como prefieras, pero recuerda siempre que deberás usar un recipiente apto para cada caso y que solo vayas a usar para hacer jabón de glicerina.
  3. También existe la posibilidad de usar glicerina líquida para hacer jabón, para ello deberás calentar agua y, cuando esté caliente sin llegar a hervir, añadir la glicerina para que espese. Consulta las instrucciones del fabricante para saber la cantidad de glicerina necesaria por cada litro de agua; podrás encontrar este tipo de glicerina en droguerías o tiendas especializadas.
  4. En ambos casos, deberás remover la glicerina para que no se formen burbujas. Se recomienda hacerlo en círculos de arriba a abajo.
  5. En caso de que quieras teñir los jabones, añade colorante a la glicerina y mézclalo bien para que adquiera color.
  6. A continuación, deberás añadir el aceite esencial que más te guste para que aromatice el jabón casero a base de glicerina.
  7. Por último, tienes que volcar la mezcla de glicerina en el molde de silicona. Puedes untarlos con aceite para que sea más fácil después retirar el jabón artesano.
    Deja reposar la mezcla para que se enfríe y solidifique; pasadas unas horas, cuando esté bien seco ya podrás desmoldar tu jabón de glicerina.
Jabón con aceite usado

Una de las opciones más comunes a la hora de hacer jabones caseros con aceite usado, para aprovechar aquel que ya no podemos utilizar para cocinar porque se ha usado demasiadas veces. También necesitarás sosa cáustica, de venta en droguerías, y podrás usarlo tanto para lavar ropa como para las manos. Es necesario señalar que deberá esperarse al menos 30 días antes de usar el jabón, ya que podría contener trazas de sosa e irritarnos la piel. Vamos a explicar como hacer jabón con aceite usado:

Jabón con aceite usado

Material necesario


  • 1 litro de aceite usado de freír
  • 1 litro de agua (si es de lluvia, mejor)
  • 160 g de sosa cáustica de 90%
  • 20-40 ml de aceite esencial (opcional)
  • Guantes
  • Gafas de protección, en caso de estar en un lugar cerrado
  • Utensilio para remover la mezcla
  • Recipiente donde mezclar ingredientes
  • Recipiente para molde

Medidas de protección


Antes de empezar, deberás ponerte los guantes, para evitar que la sosa cáustica te dañe la piel y, en caso de estar en un lugar cerrado, se recomienda usar gafas de protección para que no se nos irriten los ojos a causa de los vapores desprendidos.

Pasos para hacer jabón con aceite usado


1. Introducir el agua en un recipiente grande de plástico o acero inoxidable. 2. Añadir la sosa cáustica y remover hasta que se disuelva en el agua. Debes extremar la precaución porque la temperatura irá aumentando hasta alcanzar unos 80ºC y se generarán vapores que no pueden ser inhalados, ya que son tóxicos. 3. Dejar reposar y enfriar hasta los 35ºC aproximadamente y, en caso de querer añadirle alguna esencia, también será ahora el momento de hacerlo. 4. Echar lentamente el aceite de cocina usado sobre el agua con la sosa y remover la mezcla constantemente siempre en el mismo sentido (para que no se corte), durante unos 30 o 40 minutos, hasta que la mezcla empiece a espesar durante el proceso de saponificación. 5. Cuando la mezcla tenga una textura similar a una pasta, volcarla en los moldes. 6. Dejar secar el jabón durante unos 30 días.

Cosas a saber


  • Podemos encontrar sosa cáustica en droguerías y supermercados. Debéis mantenerla fuera del alcance de los niños, es un producto peligroso.
  • Se recomienda hacer el jabón en un lugar abierto o muy bien ventilado, llevar camiseta de manga larga y pantalón largo por posibles salpicaduras, o incluso utilizar un delantal de plástico.
  • Si queremos cortar el jabón en pastillas, podemos hacerlo con un cuchillo el día después de hacer la mezcla, que habrá adquirido cierta consistencia.
  • Es muy importante que no usemos el jabón durante los 30 días posteriores a su elaboración, ya que todavía podría contener trazas de sosa e irritarnos la piel.