En ocasiones, no deparamos en la gran cantidad de sustancias químicas que componen muchos de los productos de aseo que usamos diariamente. Elementos que al dejarse escapar por las tuberías tras una ducha, son muy dañinos para el medio ambiente. Y no solo eso, también dañan nuestra piel a través de unos tóxicos que apenas notamos. Así pues ¿qué tal si aprendemos por ejemplo a elaborar un gel de baño casero?¡Toma nota, te encantará!

El peligro del gel de ducha para nuestra salud

Colorful bath

¿A quién no le encanta llegar a casa y darse un buen baño relajante con ese gel maravilloso que hace tanta espuma y huele tan bien? Lo sabemos, es algo magnífico. Pero lo que no solemos hacer casi nunca es leer la composición de dichos productos de uso higiénico y de belleza.

1. ¿Qué riesgos tiene el gel de baño que compramos habitualmente?

Tranquila, en primer lugar decirte que no por usar a diario ese gel de baño que tanto nos gusta va a ocasionarnos “obligatoriamente” una enfermedad, en absoluto. Pero hemos de ser conscientes al respecto de qué elementos estamos aportando a nuestra piel, qué es lo que absorbemos e incluso lo que inhalamos.

Cuando nos damos una ducha caliente hemos de ser consciente que nuestros poros se abren más y por tanto, se eleva la absorción de químicos en nuestro organismo. A la vez, el calor de la ducha hace que se vaporicen el 70% de los elementos químicos de estos productos de higiene y belleza, pasando así a nuestros pulmones (pero en cantidades muy pequeñas, claro).

2. ¿Qué hay en nuestro gel de baño y jabones?

Buena pregunta, la verdad es que resulta curioso la gran cantidad de elementos presentes en esos jabones de baño que compramos en nuestros supermercados. Pues bien vamos allá, estos son pues los elementos a tener en cuenta:

  • Agua: actúa como disolvente líquido para otros ingredientes.
  • Emulsionantes: es lo que hace que nuestro jabón tenga esa espuma que tanto nos gusta, y que ofrece consistencia al gel.
  • Detergentes: sí, detergente, es lo que limpia nuestra piel
  • Conservadores: elementos químicos que mantienen el gel siempre consistente y con todos sus elementos unidos, sin que se degrade.
  • Fragancia: ojo, normalmente el gel que más huele es el que más químicos lleva, y se utiliza no solo para aportarnos buen olor, sino para ocultar el olor químico de otros ingredientes. Y recuerda, estas fragancias son sintéticas, es decir, producidas en laboratorio.
  • Componentes químicos: Dioxano, Dietanolamina o DEA, componentes cancerígenos. Glicol de propileno, se utiliza también para hacer anticongelantes, y barnices, causa problemas de hígado y de riñón. Triclosán, es el elemento que mata los gérmenes cuando nos bañamos, pero a largo plazo, también pude ocasionar que tengamos resistencia hacia los antibióticos.

¿Cómo hacer un gel de baño ecológico y saludable?

Una buena opción, sin duda, así que… ¿y si lo intentamos? No solo cuidaremos de nuestro medio ambiente al impedir que todos esos productos químicos vayan a para a nuestra naturaleza, cada vez que nos damos un baño y dejamos ir el agua por las tuberías, también cuidaremos de nuestra salud y ahorraremos un poco de dinero. Toma nota:

Primer paso

¿Qué ingredientes voy a necesitar? Pues productos enteramente naturales, claro está. Ve preparando dos litros de agua, 100 gramos de jabón tipo glicerina, el más natural que puedas conseguir y que contenga menos perfumes, a ser posible ninguno (ya que será más artificial). Pero tranquilo, para conseguir un perfume adecuado para tu gel, utilizaremos aceites esenciales, una botellita pequeña del que más te guste: lavanda, naranja, rosa mosqueta, jazmín…Como curiosidad te diremos que si añades extracto de semilla de toronja, le aportaremos propiedades antibacteriales.

Segundo paso

Una vez la mezcla se haya enfriado, llévalo a las botellitas que hayas preparado para este gel casero.¡Ya lo tienes listo! Como ves es realmente fácil y muy-muy natural.

educalibre